13 comentarios

Entrevista a Rafael González Crespo, autor de “Cambio hoz y martillo por 4×4 con las lunas tintadas”

Coronel de Infantería retirado del Ejército español, Rafael González Crespo fue Delegado de Defensa en Asturias durante cinco años, tras los cuales pasó a la reserva y, posteriormente, a la dirección de la residencia militar Coronel Gallegos, en Gijón. Acaba de publicar su segundo libro sobre Rusia, “Cambio hoz y martillo por 4×4 con lunas tintadas”, en el que relata sus experiencias durante la época del “caos organizado”, como él llama los años 90 en Rusia.

Para Rafael, ese todoterreno con lunas tintadas que ha sustituido a la hoz y el martillo avanza en medio de un “desigual reparto de la riqueza, la desfachatez de los nuevos rusos -que están dañando gravemente la imagen de su pueblo en el exterior-, la desaparición de la clase media y, quizás, la  alteración de la escala de valores en la sociedad”.

“Hay una alteración de los valores generada por el bombardeo (mediático) al que somos sometidos y que presenta a personajes de cartón piedra como triunfadores sociales. Pero también es cierto que el bien es discreto, y por tanto a los buenos se les oye menos. El mundo no gira gracias a Putin, Obama o Merkel. Se mueve pórque hay muchos Miguel Strogoff que se levantan a las seis de la mañana para hacer cosas y hacerlas bien, desde el andamio, la mina, el periódico, la Milicia, el supermercado”, afirmó el militar retirado.

No es casualidad que Rafael compare a los héroes cotidianos con Miguel Strogoff, puesto que el clásico de Julio Verne dejó para siempre una huella en este español, que califica esta obra literaria como  “una aventura fantástica que” además de despertarle el interés por Rusia, marcó su vocación militar.

La pasión de Rafael por el país de los zares, al que viajó regularmente en los 90 para colaborar con una ONG, nació como fruto de su inconformismo con las versiones oficiales de la historia de Rusia y su simpatía por un pueblo  que en su opinión “no ha hecho más que sufrir desde antes de Cristo hasta nuestros días, haciendo buena aquella frase de que Dios está muy alto y el Zar está muy lejos”.

Rafael narra sus vivencias en una Rusia bien distinta a la imaginada por Julio Verne, aunque con personajes igualmente fascinantes, como es el caso de los chelnoki, contrabandistas de la época a los que describe como los Robin Hood post soviéticos.

Este es el segundo libro sobre Rusia que publica este autor

Este es el segundo libro sobre Rusia que publica este autor

El militar reconvertido en autor literario apunta que “los chelnoki se adaptaron a un mundo que no conocían e hicieron mucho bien trayendo y llevando medicinas, ropa y otras cosas necesarias. Eran como los estraperlistas en la España de los sesenta, que arriesgándose mucho crearon riqueza no sólo para ellos”.

“También recuerdo con especial cariño a las dezhúrnayas (mujeres encargadas de vigilar los museos, vagones de tren, etc) y las bábushkas, las abuelitas rusas que, con unas escobas cortísimas barrían las calles para llevar el pan que faltaba a casa. Ellas tiraron de familias enteras, y si queda algo de sensibilidad e inteligencia en Rusia, les deberían hacer un monumento reconociendo el papel que tuvieron en la transformación del país”, dice González Crespo.

Nostálgico de otra época, le habría encantado compartir una botella de vodka con la diva de la canción rusa, Alla Pugachova,  o tomar un café con el ex presidente Mijail Gorbachov para que le contase “algunos secretos”.

Como militar retirado, Rafael critica la torpeza histórica de Occidente en las relaciones con Rusia tras la caída de la URSS.

En su opinión, “al acosar al espacio postsoviético, obligaron a Rusia a buscar nuevos espacios al este, y ahora, a través de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva o la Unión Aduanera, el país está creando un nuevo orden, un nuevo espacio mucho más grande y mucho más fuerte de lo fue la URSS.”

Una torpeza institucional que también quedó demostrada, según García Crespo, durante la crisis de Chipre, en la que se vieron comprometidos una gran cantidad de depósitos bancarios de origen ruso.

“Pronto habrá una base naval rusa en Limassol por la torpeza de Europa. El dinero ruso ha servido para crear una situación de desequilibrio que obligará a Chipre a negociar”, lamenta.

El autor cree que las organizaciones supranacionales crean problemas mayores que los que tratan de resolver.

“No es que no crea en ellas. Deben existir, pero no con la gente que las dirige -que no han pegado un palo al agua en toda su vida-, ni tampoco con unos estatutos de los años cincuenta”, asevera.

García Crespo también criticó a Occidente por la manera en la que negoció la incorporación de Rusia en la la Organización Mundial del Comercio (OMC).

“La libertad de prensa y los derechos humanos no tienen nada que ver con que el rublo sea o no convertible, ni tampoco con la cuestión chechena. Pero todo esto se metió en el mismo saco para negociar una adhesión que perjudica a Rusia en la línea expresada por Ziugánov (líder del Partido Comunista ruso), para quién entrar en la OMC supone renunciar a la última herramienta nacional para proteger los sectores estratégicos de la economía nacional”, dice García Crespo.

El excoronel no cree en teorías de la conspiración sobre la muerte de Boris Berezovsky, oligarca que gozó de una gran influencia política en los años 90 durante el mandato de Boris Yeltsin, y que antes de morir trató de reconciliarse, sin éxito, con Vladimir Putin, al que en su día promocionó en su ascenso a la presidencia.

 “Berezovsky jugó a Rasputín pero era mayor que sus compañeros de viaje; demasiado mayor para entender a esa gente salida del horno de media cocción moral que fue el Komsomol (las juventudes del Partido Comunista), de cuyo seno salieron personajes tan relevantes en la historia reciente de Rusia como el ex presidente de la petrolera YUKOS, Mijail Jodorkovsky, según el exmilitar.

En su primer libro, “El lado cálido de la Guerra Fría” (Septem, 2009), este autor analizó el ascenso del islamismo radical en el Cáucaso Norte ruso, un asunto que ha vuelto a la portada de los medios de comunicación en los últimos días, tras el atentado urdido por dos jóvenes chechenos que se llevó al vida de tres personas en Boston (Estados Unidos).

“Bajo la franquicia de Al Qaeda, cualquier fanático educado en el radicalismo puede hacer una matanza. Pero quizás la raíz de este mal está en las nulas inversiones en mejorar las condiciones de vida de los países afectados. Si no tratamos de avanzar hacia una justicia social será difícil que estas situaciones desaparezcan”, lamenta García Crespo.

Las semejanzas entre el pueblo ruso y el español son un tema recurrente en los libros de Rafael.

“Ortega y Gasset decía que nos parecemos mucho porque somos  los extremos de la diagonal europea  y los extremos se tocan. A pesar de que nuestros gobernantes no nos lo pusieron nada fácil durante muchos años, hemos seguido sintiendo fascinación un pueblo por el otro sin saber por qué”, apunta.

Y fascinación es lo que siente el oficial retirado por el alma rusa y por Rusia, un país que, en sus palabras, “te enamora cada día y te decepciona al siguiente”.

“Pero vuelves a enamorarte. Como la mariposa que se acerca a luz aunque se quema”, concluye con una sonrisa enigmática.

Anuncios

Acerca de herrjasper

Noticias en Rusia para el grupo de Españoles en Moscú

13 comentarios el “Entrevista a Rafael González Crespo, autor de “Cambio hoz y martillo por 4×4 con las lunas tintadas”

  1. Muy interesante todo lo que leo aca nuevamente, si, Rusia te enamora un dia y te (Decepciona ¿?) al otro, diria que no, lo que pasa es que ese pueblo no ha sido realmente libre para mostrar su potencial desde antes de Cristo, pues ha vivido siempre (a pesar de) sus governantes. Felicitaciones a Rafael y a los que han hecho estos comentarios, voy a buscar este libro tambien, me interesa saber sobre el cambio de la Hoz y el Martillo por la 4×4 (Los vidrios delanteros no deberian entintarlos , disminuye la visibilidad).

    Saludos desde Uruguay.

  2. Una buena entrevista, y la referencia a Miguel Strogoff (lo bueno y lo malo) emociona porque toda una generación crecimos con sus aventuras que nos acercaron al muy sufrido pueblo ruso.y la inmensidad de su territorio.
    Y Rafael, debías dar una conferencia en Oviedo sobre este desconocido y, en parte, contradictorio tema de las relaciones Rusa-Occidente..
    Saludos…marciales.

  3. Error mío el de Pugachova, ya está corregido!
    Tengo como cuatro o cinco archivos corregidos de la entrevista, y éste y el definitivo eran muy parecidos… y no sé por qué me entró que Pugachova había muerto el año pasado y me empeñé con el asunto.

  4. Muy atinados tus comentarios pero….yo no he enterrado a Alla ni en el libro ni en ninguna parte..
    Respecto a las inversiones tanto rusas como de otras partes creo que no han sido suficientes. Me limito a observar que mientras no haya justicia social dificilmente se acabaran las guerras, los conflictos…Se perfectamente que a Chechnia, Iskeria, ya no hay quien la conozca gracias a las inversiones rusas y que apenas quedan rastros de las guerras pero desde el tratado de Georgeviets a nuestros dias se podia haber hecho algo más.
    Un saludo y muchas gracias

    • seguro, que fue un error del periodista. A Pugachova la entierran todos los años aquí (así es la prensa amarilla)

      Estoy de acuerdo, que la justicia social es muy importante… Es obvio. Y por supuesto, estoy totalmente de acuerdo, que se podía hacer más en los últimos años.

      Pero también es muy importante la pre-historia del Cáucaso. Étnias piratas que no lograron formar las naciones y estados (se guerrean entre ellos mismos, cada nueva montaña es un clan nuevo, que quiere dominar el mundo), siempre fue difícil incorporarlas a esas étnias a la civilización, teniendo en cuenta la “ayuda” de los “amigos” (Turquia, Ingalterra, EE.UU), que suelen financiar a los separatistas y a los fanáticos.

      Creo que es muy importante la responsabilidad del Occidente en ese asunto. Y no desde el punto de vista de inversiones (¿que inversiones? una cosa son discotecas en Georgia, un país cristiano, y otra cosa son inversiones de verdad – esas inversiones nunca van a llegar a las periferias, les pueden dar una parte del mercado y ciertas tecnologías como lo máximo – así fue el caso de Japon y Corea del Sur – por los intereses estratégicos en la región… Nada serio. Las tecnologias estan monolpolizadas (por eso fue tan importante destruir la aviación soviética)!..

      No se trata de las inversiones, sino de “no molestar”… No finanziar a los separatistas, no formar la imagen de los chechenos como luchadores por la libertad (demo-islamistas – ¡que absurdo!)… Es la misma cosa que pasó con Osama Ben Laden (primero fue un “demo-islamista”, un amigo y un mártir de la independencia)…

      El Cáucaso es una región supercomplicada, es obvio. Creo que ahora los problemas más importantes para el Cáucaso son 1) el tráfico de droga de Afganistan (los estadounidenses no quieren hacer nada al respecto de erradicación de amapola en Afganistan, aunque erradiquen la coca en Colombia), 2) la debilidad de Rusia (sobre todo, la corrupsión en Moscú e ineficazia de los ogranismos de control).

      El Cúacaso es un termómetro de Rusia. Si los rusos estan bien, el Cáucaso esta tranquilo. Si los rusos estan mal, en el Cáucaso empieza una guerra.

      Saludos! Y me disculpo por escribir tantas palabras.

      guiademoscu.blogspot.com

      • Amigo Vitaly, permiteme que te trate asi, estoy muy de acuerdo con lo que dices.
        ¿Inversiones? pues en Sanidad, infraestructuras, bienes de consumo …y un largo etc pero sobre todo en CULTURA, a la incultura y el fanatismo se les combate con CULTURA y con actitud y desterrando para siempre aquella frase de que la sangre dejará de correr por el Caucaso cuando la miel brote de las rocas….
        No quiero ser oportunista pero te sugiero la lectura de mi libro “El lado cálido de la Guerra Fría” en el que desmonto, para cabreo de muchos, las teorias occidentales sobre la URSS y Rusia.
        Hay una frase de Marco Aurelio que siempre aplico a rajatabla :”La mejor forma de combatirlos es no parecerse a ellos”
        Un cordial saludo
        Rafael

      • El Cáucaso fue identificado por Occidente como el talón de Aquiles de la Rusia postsoviética. Pero la guerra con Georgia de 2008 (la provocación georginana vagamente respaldada por vaporosas promesas del entonces presidente Bush) dejó claro cual era el nivel de tolerancia del gobierno ruso (más concretamente de Vladimir Vladimirovich Putin) en temas caucasianos: ninguno.

        • El Cáucaso fue identificado por Occidente como el talón de Aquiles de la Rusia postsoviética. Pero la guerra con Georgia de 2008 (la provocación georginana vagamente respaldada por vaporosas promesas del entonces presidente Bush) dejó claro cual era el nivel de tolerancia del gobierno ruso (más concretamente de Vladimir Vladimirovich Putin) en temas caucasianos: ninguno.

          • Pues insisto en mi comentario anterior, no todo lo hace la fuerza, mas bien el rigor, la Cultura, leyes justas, reparto justo de la riqueza…..algo que nunca se hizo en el Caucaso por ningun invasor y eso que fueron unos cuantos….
            Las promesas de Bush no fueron vagas ni mucho menos, fueron bien concretas incluida la de entrar en la OTAN como paso previo para entrar en la UE. No olvidar en ningun caso que Zhakhasvilii estaba formado en universidades americanas…
            Un saludo

            • Si, pero los barcos americanos vieron la escena de lejos y solo volaron los migs rusos. Bush hijo dejó tirado a Zhakhasvilii ante el zarpado del oso y hasta el exministro soviético de Exteriores, Shevardnadze dijo que Zhakhasvilii había jugado con fuego y puesto en grave peligro a Georgia. La respuesta de Rusia no dejo lugar a ninguna duda: llegado el caso, traspasar las lineas rojas conllevará la acción directa de Rusia (lease ahora Siria).
              Y estoy de acuerdo con Ud. en que leyes justas y reparto económico es el mejor bálsamo. Falta saber si esos conceptos están al alcance de la actual dirección rusa (creo que es el eterno estilo e intereses rusos) y si los caucasianos piensan en futuro o solo son marionetas facilmente excitables.

              • Cierto todo lo que dices, pero Rusia no está limpia de polvo y paja….he oido decir a muchos rusos que el Caucaso es ruso pero si les preguntas por la gente del Caucaso esos no son rusos….y no estoy hablado de un determinado estrato social, en el imaginario ruso los caucasicos no son rusos y esto tiene una importancia capital en el devenir de los acontecimientos alli durante siglos,y probablemente tambien marque el futuro de la región.Parece evidente para mi, que no son rusos, fueron sovieticos..

  5. el libro parece curioso sobre todo por las expertiencias personales del coronel – las observaciones clásicas de viajeros occidentales que desde el siglo XVI son conocidas en el mundo como rusadas))

    es una pena que el coronel entierre a Alla Pugachova en su libro… La mujer sigue viva… Pero ese detalle no va a importar mucho a los lectores españoles, claro)))

    Igual que no importa que había bastantes inversiones en Chechenia (rusas, por supuesto), la falta de inversiones no fue la causa del conflicto. Y además es un círculo vicioso – no hay inversiones, porque la región esta inestable, la región esta inestable por la falta de inversiones. Esa lógica puede ser muy cómoda, pero no explica el problema.

    Invertimos en Chechenia, igual que en el Cáucaso en general, el problema es que el Occidente inverte más en los radicales para crear el “caos organizado”, como lo llama el coronel.

    Saludos!

    guiademoscu.blogspot.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: