3 comentarios

La gran noche de los Españoles en Moscú

Brindando por una gran noche

La verdad es que no sabíamos cómo iba a salir. Oficialmente, en la página del evento había 42 personas que habían confirmado su asistencia, pero ya se sabe… hacer clic es fácil. Luego hay que venir y esas cosas. Habíamos previsto 25 personas y no las teníamos todas consigo. Estábamos Javi y yo sentados planeando cómo organizar todo el asunto y cuanto más se acercaba el momento, más dudas surgían. Qui si les gustará el menú, que a ver si ahora vienen una legión de conductores y tenemos la Liga de los Sobrios reclamando vasos de agua, que si los españoles harán de españoles y llegarán una hora y pico tarde… Café p’adentro al trago y marchando para el punto de reunión. Acojonaos perdíos.

¡Nuestra nueva foto de portada!

Poco a poco la gente iba llegando. ¿Sois vosotros los ESPAÑOLES EN MOSCÚ? Ya éramos cinco, luego ocho. Sí, claro, bienvenidos, etc. Quince de repente. Suena el teléfono, voy en busca de unos, Javi que corre al otro lado a buscar a otro grupillo. Y ná, que para las 22,30 éramos 24 y todavía quedaba gente por llegar. ¡Misión cumplida! Gente maja, muchos ya nos conocíamos; otros venían por primera vez. Era hora de hacerse la famosa foto.

Nos pusimos en la cara opuesta, que era la única manera de salir en la foto con la Catedral de San Basilio de fondo. Javi se jugó el tipo y estuvo a punto de ser atropellado por un simpático ruso al volante de un coche tuneado, pero consiguió ponernos en posición. Una, dos tres, cuatro fotos, las córneas listas de papeles… todos con sonrisa profident y pensando en una sola cosa. ¿Cuándo demonios nos dan de beber?

SANGRÍA, MARGARITAS Y BAILES SEXY

Hubo que enseñarle a los cubanos cómo se mueven las caderas

Finalmente, allí estaban todos sentados. Por un lado, el clan de RT, fácilmente reconocible por las 200 pintas de cerveza que tenían en la mesa. Al fondo, la gente del Consulado con Natasha y Angelina luciendo sombreros de mariachi. Ilia, en el sector RT comenzaba su campaña de asedio a Laura Segovia y yo todavía no había bebido ni una gota de sangría. Había llegado el momento: ¡Que traigan las margaritas!

Después del brindis, hora de bailar. Unos depravados tuvieron la terrible idea de organizar un campeonato de limbo con un mantel y la gente empezó a darlo todo. Por un lado, la chicas dando taconazos y arqueando la espalda y por otro, los cubanos cabreadísimos de que los españoles les quitaran protagonismo en su terreno, desgañitándose de mala manera para pasar bajo el mantelillo meneando la mercancía. Hubo incluso un espontáneo que en principio aparentaba ser mayor de edad que le dio por emular a Di María y cometer varios piscinazos ante clamor del respetable. Finalmente, volvió el sentido común y el individuo fue amablemente invitado a abandonar la pista de baile y convenientemente apaleado en un callejón cercano.

LOVE IS IN THE AIR

Españoles en Moscú recomienda el consumo responsable

Pero no todo fueron malos rollos, ni mucho menos. Masha Anselmovna se enamoró profundamente del camarero, expresando su amor con frases conmovedoras como “este tío es gilipollas” o “menuda cara de capullo que tiene”. ¡Y todo porque tardó media hora en ponerle la copa y le dijo que no le daba el cambio porque no le daba la gana! En serio chicas, os quejáis de puro vicio. Que si las rusas son todas muy guapas, que si cuerpazos… ¡relajaos! No todo es eso. Nosotros valoramos la inteligencia también. De hecho, tuve una interesantísima discusión con Paloma sobre ciencia y tecnología. En concreto, debatíamos sobre el culo de una rusa, que desafiaba a la Ley de la Gravedad.

Ilia seguía con su acoso y derribo a Laura, combinando refinadas técnicas de seducción (piropos talegueros y tirones de pelo) con argumentos no muy convincentes en favor del amor fraternal entre España y Rusia. Mi suerte había cambiado algo y se puso a bailar a mi lado una rubia que me sacaba cabeza y media. Yo no andaba muy seguro de mis posibilidades (la idea de ponerme de puntillas para morrearme tampoco me seducía) así que busqué consejo en el bueno de Javi Rodríguez. “Tú tampoco eres mister Baleares, Juanma”, dijo con bastante razón. Así que intenté hablar con la individua, pero la cosa inevitablemente desembocó en “invítame a lo más caro que haya” e hice mutis por el foro.

Javi, un personaje detestado por todos

Os digo la verdad, fue una noche especial. La gran prueba es ésta. ¿Recordáis que el principio hablaba de que Javi y yo estuvimos planeando todo antes del evento? Pues yo me llevé hasta mi libretilla especial. En ella tenemos apuntados los proyectos futuros de nuestra página, cosas que queremos hacer con vosotros y para vosotros, cosas que cuando hace dos meses nos conocimos viendo un partido de España nunca hubiéramos pensado poner en marcha. Yo desde que vivo en Moscú habré perdido como tres chaquetas (una de ellas en invierno), y varios fragmentos de mi memoria. Haceos una idea de mi estado mental. Y allí acabamos Javi y yo, saliendo del último garito… ¡y yo aún tenía la libretilla de los proyectos! Si eso no es una señal, ¿qué es?

De hecho, no sólo no había perdido la libretilla, sino que encima había ganado un buen amigo. Hacedme caso, este señor es el alma de “Españoles en Moscú”. Vamos dedicarle esta crónica. 

Anuncios

Acerca de herrjasper

Noticias en Rusia para el grupo de Españoles en Moscú

3 comentarios el “La gran noche de los Españoles en Moscú

  1. Está muy bien escrito y he disfrutado mucho leyéndolo, pero, ya que he sido mencionada, quisiera añadir que el camarero no solo se ganó mis amorosos adjetivos calificativos por lo capullo que era, sino también porque me mintió al decirme que no tenían datáfono, me estafó con el precio de una copa y, para colmo, olvidó darme la vuelta.

    Y, sinceramente, creo que no me equivoco si digo que esa noche, seguramente, me bebí un Otvertka con escupitajo incluido, pero, bah!, que le den morcilla y que le zurzan! Yo ni lo noté!!! Pero eso sí, me quedé bien a gusto cuando le dije que era un indeseable. 😀

    Por lo demás me lo pasé PIPA! y espero que hagan alguna otra quedada pronto!!, que me queda menos de un mes en Moscú y no me puedo ir yo de aquí sin vivir otra fiesta loca de estas que tan bien saben organizar ustedes!

    Saludin! 😀 😀

    • Masha!!!! Jejeje, te digo que más de uno también nos bebimos cerveza con escupitajo cortesía de los simpáticos camareros rusos. A los que, por cierto, voy a dedicar un REPORTAJE durante este mes. Investigación de campo, no te digo más. Y sí, habrá otra quedada en septiembre, y antes de que te vayas, no te quepa duda!!!

  2. Una gran cronica, si señor!! Muchas gracias por dedicarmelo, eres un fenomeno!!
    Y mil gracias a todos los españoles en moscú, sin vosotros, nada hubiera sido posible!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: